Regular el sector dental

Dr Pol Nin Sadurní:

Descontrol  en el sector

La noticia  apareció en los titulares de todos los informativos: Fannydent cierra las puertas y deja a centenares de personas con los tratamientos por realizar, muchos de ellos bajo financiación y por tanto con la obligación de seguir pagando pese al cierre. Pocos días  más tarde otro titular " Detenida lacúpula de Vitaldent por presunto fraude fiscal y blanqueo de capitales,"

Los pacientes quedan indefensos y ahora por fin surge la pregunta de la regulación, ¿ Es necesario regular el sector dental? Pues esto es lo que nos llevamos preguntando la mayoría del sector mientras observamos atónitos la proliferación de macro clínicas  y franquicias sin ningún tipo de control, Ofertas low cost,  mercantilización de la salud dental, publicidad engañosa, muchas denuncias y los peor parados:  los pacientes.

Una de las clínicas de Funnydent (foto: Funnydent)

Las Campañas publicitarias : publicidad engañosa

Con las campañas publicitarias en los grandes medios de comunicación, se ha creado una oferta seductora pero ficticia , un gran número de personas han concertado cita en estas clínicas, todos sabemos que la salud dental no entra en la sanidad pública y que por tanto es una necesidad inalcanzable para muchos, se han abierto multitud de clínicas con publicidad engañosa acerca del precio de los tratamientos y dando una imagen que genera confianza,  y nada más lejos de la realidad, consultas llenas, pero ya vemos el resultado, pacientes con los tratamientos incompletos y además con la obligación de pagarlos.

Las clínicas de siempre

 

Dadas las circunstancias los centros dentales tradicionales, nos hemos adaptado a la nueva situación, disponemos de instalaciones modernas y con la última tecnología ,hemos ajustado precios para ser más competitivos, nos hemos preocupado de tener a los mejores profesionales con la mejor formación posible, utilizamos materiales de calidad para ofrecer tratamientos con garantía y sin embargo hemos sufrido una campaña de desprestigio por parte de estos grupos, nos han querido dar una imagen de viejos, obsoletos y de tener unos precios elevados, nosotros también podríamos comprar implantes low cost, podríamos reducir costes, pero nunca a costa de disminuir la calidad y aumentar el margen de beneficio, ya se sabe, lo bueno es más caro, pero vale la pena, hablamos de nuestra salud.

Pero van pasando los años y en ¿qué clínicas están la mayoría de denuncias? ¿ Cuántas veces te han cambiado el dentista? ¿ Tu tratamiento no acaba nunca? ¿ Te pasas una hora en la sala de espera? , no hace falta que diga en que tipo de clínicas pasa.

Ahora más que nunca quiero salir en defensa de las clínicas dentales no franquiciadas que llevan toda la vida desarrollando una gran labor en el sector y que se han regido la mayoría de ellas, por el código deontológico dónde la máxima prioridad,  es la ética profesional y la salud del paciente. La mayoría de las clínicas no franquiciadas están dirigidas por odontólogos y no por gente ajena a la profesión y en la mayoría de ellos hay una vocación que da sentido a su trabajo. Es totalmente legal montar un negocio no siendo dentista y seguro que hay muchos empresarios que también quieren llevar este negocio con un gran rigor, pero dentro de este grupo hay también otros de ellos, que se rigen por motivos exclusivamente económicos que deshumanizan y desprestigian nuestra profesión. Si nos basamos en criterios totalmente objetivos, y miramos las denuncias y reclamaciones realizadas en España por los pacientes, veremos que una gran parte de ellas, en un porcentaje muy elevado, proceden de este tipo de franquicias..

 Si analizamos el contexto en el que trabajan muchos odontólogos, se encuentran en condiciones laborales precarias y sumando la inexperiencia, puesto que muchos de ellos son muy jóvenes o recién licenciados, hace que acaben trabajando para este tipo de clínicas.

  Dentistas noveles, materiales de baja calidad, hacer presupuestos inflados, así se pueden bajar precios,  porque "nosotros hacemos una odontología asequible para todos" dicen,  y luego nos encontramos profesionales explotados e inexpertos, publicidad engañosa, precios gancho, materiales de baja calidad, sobretratamiento, implantes de marcas chinas o low cost y un sinfín de despropósitos inaceptables, !. Como vemos nada que ver con el anuncio publicitario, con el presentador de moda y futbolistas como reclamo.

Volviendo a las clínicas tradicionales, no se han desarrollado bajo las premisas mencionadas, manteniendo una independencia que las desvincula de políticas corporativas basadas en criterios exclusivamente económicos, de manera que, ésto se traduce en un mejor servicio, en mejores tratamientos y en una mejor atención al paciente.  Así que por favor, exigimos que empiece a haber una regulación seria para abrir clínicas dentales, se tendría que revisar la publicidad engañosa y prohibirla con sanciones duras, basta de ya de mentir, la odontología también es salud.

                                         Dr Pol Nin Sadurní

                                         Colegiado 4891

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.