En respuesta a la campaña publicitaria de algunas franquicias

Dr Pol Nin Sadurní:

En respuesta a la campaña publicitaria que está llevando a cabo alguna franquicia,  escribo este artículo

para salir en defensa de las clínicas dentales no franquiciadas que llevan toda la vida desarrollando una gran labor en el sector dental y que se han regido la mayoría de ellas, por el código deontológico dónde la máxima prioridad,  es la ética profesional y la salud del paciente. La mayoría de las clínicas no franquiciadas están dirigidas por odontólogos y no por gente ajena a la profesión y en muchos de ellos hay una vocación que da sentido a su trabajo. Es totalmente lícito montar un negocio no siendo dentista y seguro que hay muchos empresarios que también quieren llevar este negocio con un gran rigor, pero dentro de este grupo hay también otros de ellos, que se rigen por motivos exclusivamente económicos que deshumanizan y desprestigian nuestra profesión. Si nos basamos en criterios totalmente objetivos, y miramos las denuncias y reclamaciones realizadas en España por los pacientes, veremos que una gran parte de ellas, en un porcentaje muy elevado, proceden de este tipo de franquicias. Por tanto, no podemos exhimir tampoco a los dentistas, quienes  somos nosotros que llevamos a la práctica estas malas praxis y que de esta manera también formamos parte de este engranado. Lo que quiero decir es que esto es consecuencia tanto de empresarios como de profesionales. Pero si analizamos el contexto en el que trabajan muchos odontólogos, se encuentran en condiciones laborales precarias y sumando la inexperiencia, puesto que muchos de ellos son muy jóvenes o recien licenciados, junto con la presión que reciben, basada en criterios exclusivamente económicos, pueden derivar en una práctica dental inadecuada, por eso, los profesionales de la odontolgía debemos imponer nuestros criterios y nuestro rigor profesional por encima de cualquier política o cualquier tipo de presión.  Volviendo a las clínicas tradicionales, no se han desarrollado bajo las premisas mencionadas, manteniendo una independencia que las desvincula de políticas corporativas basadas en criterios exclusivamente económicos, de manera que, ésto se traduce en un mejor servicio, en mejores tratamientos y en una mejor atención al paciente. 

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.